Albergue
con la ayuda de: Consejería de Turismo y Cultura
 
Contador gratis

L'ESPACIU AGRARIU

Mª Esther García López

Los mulares ya los burros

En tolas casas había un mular (machu ou mula) y/o un burru. En dalgunas tamién tenían borricu. Los mulares son meyores pal tiru porque son más seguros, van más drechos tienen un tiru más fixu. Los burros ataranbican muitu. Tamién s’utilizaban pa dir buscar cargas de verde, colas parigüelas. Yara costoso avezalos a las pariguelas porque espantábanse fácil al velas tan aparatosas, ya porque los mulares xóvenes tenían muitu viciu.
Anantes de ponelos al tiru hai qu’amansialos, ir pouco a pouco poniéndo-y un día l’albarda, outru día las parigüelas, con un poucu de pesu, hasta que yá se iba avezando. Pal tiru poníase-y la collera y agarrábase ún detrás tirando de los tirantes que yaran los que s’enganchan al balancín, un palu gordu que tien un ganchu pa enganchar a las ferramientas y un ganchu en cada punta pa enganchar a los tirantes. A los mulares si eran visuoños ya dicir, si s’espantaban de todo, poníase-ys na cabezada unos cartones de los l.laos pa que nun vieran más que de frente. Los mulares comían na corte toxu que se pañaba no monte col foucín y traíase a feixes pa casa. Picábase no bañal cola rebolla y dempués cola picadera, ésta más avanzada, yara una cuchilla como una especie de guillotina cola que se iba cortando’l toxu. A los burros gustabais más cola rebolla porque quedaba más machacáu. A veces amesturábase’l toxu pa que lo comieran meyor; la mestura yara un poucu de yerba verde. Nun se-ys podía dar piensu nin cebada porque sinón garran muitu viciu y nun se l.levaba camín d’el.los.
Los mulares ya los burros tamién yaran mediu de tresporte pa ir a la vil.la de L.luarca a comprar, pa ir a las fiestas ya pa ir a cortexar. Las muyeres siempre iban sentadas, ya los homes esparraos. Las bodas, si la novia yara de l.lonxe, iba tol cortexu a caballu.
Los pastos del monte en La Degol.lada siempre fueron comunitarios. Ya una sierra mui estensa, de muitos pastos. A veces venían los burros de Brañuas y a veces baxaban hasta las tierras semadas. Si entraban nas tierras semadas, los vecinos prendíanlos ya guardábanlos na corte ou debaxo’l cabanón hasta que venían los amos a buscalos, ou corríanlos hasta’l picu la sierra.

 

FONTES CONSULTADAS:
Informantes: Esther López García, Ricardo García Pérez ya Joaquín García Pérez.
La mías vivencias na aldea de La Degol.lada, l.lugar unde nací ya paséi la mía infancia ya mocedá.
Bibliografía:
GARCÍA GARCÍA Ernesto, GARCÍA LÓPEZ, Mª Esther,(1999): La matada en La Degol.lada (Valdés). Cultures, nu 9. p.p.359-373. Uviéu. Academia de la Llingua Asturiana.
GARCÍA LÓPEZ, Mª Esther (1989): Rel.lumos folclóricos d’occidente. Lletres Asturianes. Uviéu. Academia dela Llingua Asturiana.
VILLALAÍN FERNÁNDEZ, José (1915). Topografía médica del Conceyu de Luarca. Madrid. Anales de la Real Academia de Medicina.
Padrón Municipal. Ayuntamientu de Valdés.
Llibru d’actas de matrimonios de la Parroquia de La Montaña de Rionegro (Valdés) 1897-2000.