Albergue
con la ayuda de: Consejería de Turismo y Cultura
 
Contador gratis

L'ESPACIU AGRARIU

Mª Esther García López

La sierra

La sierra partióse en 1948. El repartu féixose de bon acuerdu ente los vecinos; si a dalgún de los vecinos-y tocaba una suerte nun sitiu no que’l monte nun tuviera tanto aprovechamientu dában-y la suerte d’ un poco más estensión. Fueron repartiendo pa cada vecín suertes nas distintas partes del monte, anque nun se pue dicir que todo foi como tenía que ser; según los informantes, dalgún vecín utilizó distintas artimañas pa que dellos pedazos de monte que-y gustaban nunse-y escaparan. Deixaron dalgún pedazu ensin partir, que-ys llaman abertales, y que siguen siendo comunales. De toles maneres, estas particiones fueron feitas col fin de poder escriturar la sierra al nome de los vecinos. 
La sierra utilízanla los vecinos de La Degol.lada pa distintos fines. Del.las suertes unde ya meyor terrén yara unde iban a rozar la ganza pa mul.lir el ganáu. Esti l.labor de rozar facíanlo los homes; las muyeres iban detrás col carru ya la comida ou la merienda, ya axudában-ys a cargalu. Ún d’el.los poníase nel carru, xeneralmente las muyeres ya l’home apurría-y la ganza. Tenían que cudiar de cargar drechu ya repartir bien la ganza pa que’l carru nun entornara. Atábanlu con un reyu gordu, feitu d’espartu, primeru d’atrás alantre, después unas cuantas vueltas al outru sentíu, ya por últimu p’apretar bien el carru iban azamostiando, (atando alredor del acarru enganchando todas las vueltas pa que quedara bien seguru). P’asegurar las ruedas ya que’l carru nun se moviera pa cargalu, facíase una cueva cola xada pa meter la rueda, asina el carru quedaba chanu. Agora todos estos l.labores fanse col tractor, a parte que nas nuevas esplotaciones mul.lese muito menos. 
Outra parte de la sierra plantáronla de pinos ya ucalitos. Primeiru facían un semilleiru y después d’al.lí iban arrancando pa plantalos. Facíanse las cuevas y deixábanlas preparadas hasta’l mes d’abril que yara’l momentu de plantar los pinos ya los ucalitos. Güei cuando plantan árboles échan-ys dalgo de química pa que miedren más pronto.
Los pastos quedaron en que fueran l.libres, anque nun consta nas escrituras. Asina tolos vecinos pudieron seguir echando’l ganáu al monte ensin cudiar si iban pa una suerte ou pa outra. Al monte iban las vacas de dalgunas casas, cuando taban preñadas, porque’l monte nun daba l.leite; según un refrán de miou buola, Ramira Pérez: el l.leite ya blancu ya’l monte ya negru, las vacas de l.leite tenían que pacer los meyores praos, ya la hierba más nieta. Pa esti l.labor de l.lindar las vacas nel monte tamién axudaban los nenos de la casa cuando venían de la escuela y polas vacaciones. 
Nos caberos años, dalgunos vecinos echanon becerras al monte p’aprovechar los pastos. Tiénenlas al.lí de contino, namás las recueyen cuando van parir.
La sierra de La Degol.lada, na parte más baxa ta plantada de pinos ya del.los ucalitos. Foi nos años 1950-1960, cuando los vecinos entamaron a plantar árboles. El.los mesmos facían los semilleiros ya despuós trasplantábanlos. Primeiro fixeron las cuevas, l.labor pal que tuvieron que buscar ayuda, unos de los familiares ya outros l.lamando obreiros al xornal.
A principios de sieglu XX hubo uveas en dalguna casa, que tamién las l.levaban al monte.
Los zarros son terrenos que tán zarraos tol alredor con parede ou balseras. Los zarros son monte que ta mas cerca’l pueblu, más resguerdaos del temporal. Suelen ser monte baxu y tán plantaos d’arboles. En La Degol.lada ta El Zarru la Cruz, una finca que se llama asina pol l.lugar ou s’asitia pero que pertenez a los de Pachín, foi zarru hasta hai unos años que lo amansiaron pa facer prau. Cunta la l.leenda qu’entovía neste zarru hai trincheras de las que fixeron los moros cuando tuvieron por al.lí. Tamién ta’l zarru Ell Carbayín, ya’ l zarru El Requeixu. 
En La Degol.lada tamién hai partes de monte baxu, onde hai árboles como carbayos, fayas, abedules, castañeiros ya xardones. Parte d’esti monte pertenez a la sierra, na parte más baxa, ya outra parte estiéndese pola vertiente del ríu El zurdu y pola del ríu Pequén, en cachos de terrén más difícil de trabayar ya poucu productivu pa cultivos, nin pa praos.

FONTES CONSULTADAS:
Informantes: Esther López García, Ricardo García Pérez ya Joaquín García Pérez.
La mías vivencias na aldea de La Degol.lada, l.lugar unde nací ya paséi la mía infancia ya mocedá.
Bibliografía:
GARCÍA GARCÍA Ernesto, GARCÍA LÓPEZ, Mª Esther,(1999): La matada en La Degol.lada (Valdés). Cultures, nu 9. p.p.359-373. Uviéu. Academia de la Llingua Asturiana.
GARCÍA LÓPEZ, Mª Esther (1989): Rel.lumos folclóricos d’occidente. Lletres Asturianes. Uviéu. Academia dela Llingua Asturiana.
VILLALAÍN FERNÁNDEZ, José (1915). Topografía médica del Conceyu de Luarca. Madrid. Anales de la Real Academia de Medicina.
Padrón Municipal. Ayuntamientu de Valdés.
Llibru d’actas de matrimonios de la Parroquia de La Montaña de Rionegro (Valdés) 1897-2000.