Albergue
con la ayuda de: Consejería de Turismo y Cultura
 
Contador gratis
DEL.LAS NOTAS SOBRE LAS FIESTAS DE LA PARROQUIA DE LA MONTAÑA

Mª Esther García López

ESPACIU FESTIVU

Na parroquia de La Montaña celébranse dende cuantayá varios días de fiesta. Son fiestas parroquiales el L.lunes de Pascua, Corpus Chirsti, San Antonio, el 13 de xunu, San Salvador, el día 6 d’agostu, Belén, el primer domingu d’ochobre, ya Belenín, el domingu siguiente. Tamién se celebran fiestas n’outros pueblos de la parroquia: San Playu celebráse el 26 de xunu que la fan los pueblos de San Playu y Godón, San Xuan, el 24 de xunu, en Los Piñeiros Y La Blanca, el día 8 de septiembre en Siñeiriz. Tamién se celebróu nas primeiras décadas del sieglu XX la fiesta’l Pinu en La Degol.lada, no campu La Cruz, pero ésta foi perdiéndose. Hai unos años, a primeros del mes de payares, con envís de recuperar esta fiesta, los mozos del alredor entamaban una costel.lada ya animabanse con dalgo de música, pero nos últimos años foi decayendo ya yá nun se celebra. 
El L.lunes de Pascua, facían la fiesta los bares de Belén, La Casona y L’Espín ya’l bar que-y tocaba pagar l.levaba’l bail.le pa delantre aprovechando asina meyor el gastu que-y podía facer la xente. Esta fiesta celebróse hasta los años 70, agora ya van casi 40 años que nun se celebra’l bail.le. 
La fiesta de Corpus ya San Salvador organizábanla los pueblos, pero celebrábase en Belén. Cuando-y tocaba a Menudeiru, l.levaban el bail.le de la nueite pa facelu nel salón de Ca Pisón, que tamién tenían taberna. Agora organízala la Comisión de Fiestas.
El restu de fiestas parroquiales celébranse no campu de Belén. Hai misa ya procesión que rodea’l campu. En cada fiesta’l sácase’l santu que se venera. Hasta fai poucos años, solían sacar los homes las imáxenes, pero agora tamién las sacan las muyeres.
La música anima la salida de misa ya de tarde ya de nueite faise bail.le, unde bail.lan mozos, nenos ya vieyos. El bail.le faise no campu de Belén. El salón de La Casona, yera espaciu pa los bail.les cuando chovía ya tamién se facían nél los bail.les de boda, tornaboda ya outras celebraciones. En 1984, reformóuse la taberna ya nun se fieron más bail.les no salón.
Nel campu puénense dalgunos puestos con xuguetes ya caramelos, amás de puestos d’ablanas, que anguañu ponían dalgunas muyeres de la parroquia como la Sarxenta de Busecu ya la Colasa de Siñeiriz, además d’outras ablaneras que venían d’outros pueblos. Tamién dalgún añu hubo tómbolas ya xuegos de titiriteros (esto yá mui atrás). N’actualidá, siguen viniendo del.los puestos de xuguetes ya las ablaneras. 
A mitá del sieglu XX, hubo unos años que venían dalgunas atracciones pa divertir a los nenos, como “las cadenas” ya “las lanchas”.
A las fiestas de Belén venían dalgunos chigreros con bar. Merecen recordase del.los taberneiros como Adolfo la Viña ya Pisón de Menudeiru, que tamién collaboraban pa facer la fiesta, amás de los bares de Belén.
Actualmente la Comisión de Fiestas tamién instala un bar pa sacar perras p’ayudar a pagar las fiestas.
Nos últimos años, el día de Belenín traen orquestas famosas que l.laman muita xente ya chénase’l campu de persones pa ver las atracciones.
En 1994, una tarde de truena, caeo una chispa na taberna La Casona ya destruío parte del salón. Cola nueva reforma, dende esa fecha deixóu de ser utilizáu pa facer pa bail.les
La fiesta de San Playu celébrase’l 26 de xunu. Pola mañana hai misa solemne na capilla del Santu, ya pola tarde ya de nueite bail.le pa la mocedá qu’acude a la romería de muitos pueblos de la parroquia.
Cuentan los vecinos que cuando se fixo la capilla, el cura la parroquia, que quería facese con unas fincas, pola nueite sacaba’l santu ya l.levábalu pa la tierra El Val.le de Casa’l Campu, porque quería facer al.lí la capilla Pero un día descubrieron la maniobra del cura y el Santu apaeció nun regueiru que naz en Godón y desemboca en Veigal.longa, ya entonces fixeron la capilla nel l.lugar qu’el.los tenían previstu, no picu’l pueblu. Esta capilla yá la restauraron dos veces, la primera nel 1946 ya la segunda nel 2003.
En Los Piñeiros celébrase la fiesta de San Xuan, el día 24 de xunu. Cuando ficieron la carretera, a mediaos de los 50, nel sieglu XX, tiraron la capilla vieya ya fixeron una nueva. La procesión trescurre dende la capilla hasta’l Regueiru l’Anxel y el bail.le agora faise na carretera, pero cuando chueve faise’l bail.le na Escuela’l pueblu, qu’agora ta zarrada pa la enseñanza, porque dende 1970 los nenos concentráronse colos del restu la parroquia en L.luarca .
La fiesta de la Blanca, n’honor de la Virxe de la Blanca faise en Siñeiriz, l.lugar unde ta asitiada la Capilla, que se yergue en El Prau de la Ermita. El bail.le fanlo nel l.lugar nomáu El Penéu La Fonte. Nesta fiesta tamién se ponía una taberna que dalgún de la parroquia rexentaba con bebidas ya refrescos. Nos últimos años fan una costel.lada la víspora la fiesta.

LA MISA Y EL RAMU
Nas fiestas de Belén celébrase n’honor de la Virxe de Belén. Faise misa cantada al mediudía. Anantias venían curas d’outras parroquias p’ayudar al párrocu. Muitas veces pa dirixir el coru que taba formáu polas mozas del alredor. Nos últimos años, pa la misa de la fiesta de Belén que ya la más grande, pa cantar la misa vien un coru.
Hasta mitá del sieglu XX, yera costume ufrecer el ramu a la Virxe de Belén como agradecimientu a dalgún favor, normalmente de salú. Ofrecíase’l día la fiesta de Belén que ye’l el primer domingu d’ochobre
El ramu tenía una estructura cónica. Un palu en mediu con tres o cuatro aros alredor, de mayor a menor. Los aros, dempués de recubrilos con papel de colores, ,adornábanse con cintas ya abalorios, ya por tol alredor colgábanse rosquías de bizcochón. La que se ponía nel picu, iba adornada con merengue. Too ello dába-y al ramu un aspeutu de galanura, como la Virxe se merecía. A la salida de la ilesia, una vez benditu, subastábanse las rosquías.
El que portaba’l ramu yera l’ ufrecíu, y casi siempre diba d‘estrena.
Ún de los ramos ofrecíos a la Virxe ofreciólu una madre por traéi al fíu sanu ya salvu de la Guerra Civil. Daquel.la yeran muitas las personas qu’ofrecían el ramu p’agradecéi a la Virxe dalgún favor. Los vecinos inda s’alcuerdan de varios ramos ofrecíos y cantaos a la Virxe d Belén. Na ceremonia, cantábase’l ramu. Les encargaes de cantalu yeran las mozas de Busecu, anque’l ramu nun yera sólo cosa de vaqueiros, ofrecíanlu también los xaldos.
Los cantares cantábanlos, xeneralmente, cuatro mozas de Busecu, por pareyas, duas cantaban una estrofa y las outras duas repitían.
Esta ye una muestra de los cantares que se cantaben nel ofrecimientu. 

A la Virxe de Belén
aquí-l.y tre tremos el ramu
de la baña de Busecu 
unde nun se cuechi un granu.
A la virxe de Belén
aquí-l.y tre tremos el ramu
No es como ella lu merece
es como podemos da-l.lilu.
Salga señor cura salga
salga de la sacristía
que aquí-l.ly tremos el ramu
para la Virxe María.


Como anécdota cúntame una de les informantes, que nuna ocasión al pasar col ramu por debaxo los carbayos qu’había al pie la ilesia, tropezó’l que lu portaba contra las canas ya estrozaron tol merengue del bizcochu qu’iba no picu. El mozu que lu l.levaba emporcóu’l traxe de merengue ya tuvo muitu disgustu.

Esta fiesta atraía a muita xente de tolos pueblos. Venían andando pola sierra cola cesta chena de comida festiva. Los praos de Belén chenábanse de meriendas. Inclusu la xente de cerca sacaba la merienda al prao. Agora acabóuse. La fiesta sigue, inclusu con tres orquestas bonas, pero las meriendas, caún come na sua casa. Vense poucas. Nesti momentu , La Comisión de Fiestas quier recuperar esta costume de facer la “comida de prau”, “las meriendas”, como la noman al.lí, porque favorez la convivencia ya la comunicación ente los vecinos ya cola xente que vien d’outros pueblos.
Na fiesta de San Antonio subastábase un cachu l.lacón, normalmente ufrecíu por dalgún devotu, como agrdecimientu al Santu por dalgún favor recibío, sobre too rel.lacionáu cola salú de los animales, vacas, gochos ya uveas…ya nos últimos años que se fixo (a mediaos del sieglu XX), l’encargáu de facer la subasta yera Anslmu de Belén. El dineiru que sacaban de la subasta recoyíalu el cura ya con él pagabase la fiesta. La última fiesta el donativu pa subastar foi un l.lacón, una pita ya güevos.
Antiguamente, yera’l cura l’encargáu d’organizar esta fiesta, col dineiru de dos ou tres pueblos que ponían una cantidá estipulada pa el.lo. 
Dalgunos años, la fiesta de Belén pagábanla ya organízábanla “los americanos” ya entós yeran el.los ya la sua familia los que sacaban la Virxe en procesión, ya garrraban las cintas. Había peticiones con varios años d’espera. 
Postreiramente cola creación de la Comisión de Fiestas, encomenzóu a pidise dineiru polos pueblos pa la organización de las fiestas, amás d’otras maneras de condsiguir fondos: rifas, bar, donativos, publicidá d’establecimientos, etc.

COMIDA FESTIVA
El día Belén ya’l día grande, ya cuando se servía ya se sirve meyor comida ya más abundante. Invitáse a los familiares que vivían fuera de la parroquia. Esi día achegánse los fíos que taban fuera ya tamién la familia de las que se casaran col de casa. Tamién s’invita a las amistades más apreciadas. Toos el.los “van de sopas”. Pa los nenos yá un día grande, porque-ys presta muitu que cheguen los buelos, los tíos ya los primos si vivían n’outros l.laos.
En décadas pasadas, cuando s’acababa la celebración relixosa, los praos d’alredor chenábanse de meriendas, pues asina la xente iba a misa ya quedábanse pa disfrutar la fiesta de la tarde. L.levaban l.lacón cocíu, filetes, tortía de bacaláu, croquetas, ya empanada; ya de postre frixuelos, bizcochu ya rosquías. El día Belén, en del.las casas, el primer platu poníase manteiga con miel enriba d’una rabanada de pan. Si chovía, los más atrevíos iban igual con “la merienda” ya buscában un abel.lugu pa comer, debaxo los corredores o en las tabernas de La Casona, L’Espín, y La Taberna Xuacu, anque si chovía las meriendas yeran menos. Los de más cerca comían en casa. 
Cuando nas casas encomenzaron a tener coche, deixaron de l.levar la merienda a Belén ya dende hai unos años, vense dalguna qu’outra merienda que chapican los praos d’alredor, pero de xente que vien de fuera la parroquia, sobe too, el día Belén, pero son mui poucas porque los que vienen de fuera si nun “tienen sopas”, tamién dispuenen del coche pa desplazase ya dir ya volver de nueite pa la romería.
L’ama la casa, nun suel sentase a la mesa, el.la ya la encargada de servir tolos platos, ya ocupase de que nun falte nada na mesa. El.la cuome na cocina.Ya esto ya una costume qu’inda se conserva en muitas casas. Los nenos, si nun había sitiu abondo na mesa de la sala tamién comían na cocina.

merienda el día de Belén
Merienda el día de Belén


Amás de la comida celébrase la cena, en casa, que se compartía colos familiares que se quedan pa la nueite. Dalgunos marchaban después de cenar, pero inda güei, la mocedá se queda pa disfrutar de la verbena. Hasta últimos del sieglu XX, como nun se disponía de coches, ya tampouco había camas abondas, dormían na sala, nel horriu ou na panera, ya sinón aprovechábase un pouco más l’espaciu de las camas, que siempre se deixaban pa “los de fuera”. Los de casa, esi día acomodábanse en cualquier requeixu, inclusu nel escanu o enriba d’un bancu.
Pa preparar la cena ya despachar el ganáu íbanse pa casa los güelos o los pas, pa deixar disfrutar del bail.le a los más mozos.
La víspora las muyeres ocupábanse de cocinar pa tener too llisto pal día la fiesta, a veces con ayuda de dalguna outra muyer de la familia que tuviera fama de bona cocinera, ou simplemente p’axudar. Deixabase feita casi toda la comida, empanadas, bizcocos, etc. Siempre se facia una empanada pa merendala y asina comprobar que quedara bien feita. Arroxábase’l fornu pa cocer las empanadas. Una vez que se zarraba’l fornu rezábase pa dar gracias a Dios ya pa que cocieran bien. En dalgunas casas, guardábase una empanada, bien envuelta nun pañu pal día Belenín. 
Los homes, la víspora, encargábanse de pañar pal ganáu pa esi día tar más l.libres ya pa que’l ganáu tmién quedara bien alimentáu. El ganáu, cuando yeran ganaderías pequenas, esi día, tamién tenía banquete; solía reservase un bon pastu, pa que lo pacieran el día la fiesta, porque asina fartábanse pronto ya quedaban chenas pa casi tol día. Pa la fiesta Belén deixábase un prau con “outuonu”, la yerba que sal nos praos después de segalos pa seco. Outra cousa yera l’arreglu personal pal día la fiesta. La vispora ya se l.lavaban toos p’asina nun tener que tar esi dia esl.laguazando pola casa.
Tamién yera epoca d’arreglar la casa, comprar cousas nuevas, renovar la cacía, sobre too platos ya cubiertos ya roupa de cama, toallas, manteles ya en xeneral roupa blanca. Yera tiempu de pintar la casa y la víspora llimpiábase bien, mudábanse las camas pa tener too preparáu pal día siguiente.

LA ESTRENA
El día de fiesta siempre se ponía la roupa meyor, que se tenía reservada pa esos días. Xeneralmente las mozas ya los nenos siempre estrenaban. Días d’estrena yeran pola Pascua ya pa la fiesta de Belén. La roupa un pouco más usada, pasaba a ser “la roupa los domingos” ya echábase “al diariu” la que tenían más vieya.
Yera muita la ilusión de los nenos ya inclusu de la mocedá por esta estrena, porque hasta las últimas décadas del sieglu XX, que se foi meyorando la economía de las aldeas los armarios nun taban repletos de roupa como agora.

EL BAIL.LE Y EL CORTEXU
Nos bail.les de las fiestas, nun se mezclaban los vaqueiros colos xaldos. Los xaldos bail.laban no campu la ilesia ya los vaqueiros un pouco retiraos del campu. Recueyo al final d’esti artículu, un cantar vaqueiru d’un de los bail.les qu’el.los bail.laban siempre nas fiestas. Nas últimas décadas del sieglu XX cuando yá compartían espaciu festivu colos xaldos, inda bail.laban estos bail.les ente el.los. Dalguna moza xalda atrevíase a bail.lar colos vaqueiros, la xota, las dancitas ya’l caréáu, pero el.los yeran los que sabían muito bien estos bail.les. Agora yá nun hai tantas diferencias, si cuadra, bail.lan xuntos vaqueiros ya xaldos al son de bail.les modernos.
El día la fiesta yera pa las mozas casaderas un día míticu, yera un día con posibilida d’echar mozu. Tamién yera día de desfacese pareyas, porque dalgunos aprovechaban el día la fiesta pa cambiar de moza. Sobre too, porque tolos años había dalguna “nueva” qu’espol.letaba ya venía empuxando a las más vieyas, que yá taban más vistas. Por eso yera importante dir emparexándose cuanto antes, sinón cada añu que pasaba había menos posibilidades. Ya si a dalguna la deixaba’l mozu, yá quedaba un poucu marcada, l.lueu costaba-y trabayu que-y volviera a “dicir dalgo” un galán.Ya muitu más si a dalguna la desonraban, ya dicir, si tenía un fiu de soltera, esa yá quedaba pa “vestir santos”.
Hai un cantar que repitíen las buelas cuando dalguna moza tenía un traspié:

”Pañu fino de la tienda,
una mancha le cayó, 
se vendió por menos precio,
porque su valor perdió”
.
Los mozos facíanse los remolones, empezaba’l bail.le ya las mozas cansábanse de bail.lar unas con outras exhibiéndose delantre d’el.los, que las miraban dende los l.laos del campu, en grupinos. Costume qu’inda güei pervive nos bail.les de las fiestas. Cuando diba cayendo la tarde entos diban de dous en dous a “partilas”, ya ahí encomenzaba el cortexu. Anque ya fueran pareyas de novios de diba tiempu, los mozos taban por al.lí bebiendo ou de pamplinas ya facían-ys rabiar, inclusu indo primeiro a bail.lar con outras.Yera como si el.los quixeran tapecer l’amor que pudieren sentir pola novia, o facese que la tenían segura fixeran lo que fixeran. 
Tamién había la costume de “pidir paba” Un mozu pidía-y a otru bail.lar cola moza qu’él diba bail.lando cola fórmula: “¿hai paba?”.Esto incomodaba muito a las mozas cuando diban contentas cola pareya bail.lando ya tenían que cambiar. Siempre yeran los mozos los que “pidían paba”, nunca las mozas.
Cuando’l bail.le yera nel salón, el dueñu nun-ys permitía a las mozas “dar feos”,: cualquier mozu que las sacara a bail.lar tenían qu’aceptar y si nun lo facían echábalas del bail.le.
Alredor del bail.le de fiesta siempre taban los pas que bail.laban dalguna pieza, pero la sua misión yera vixilar a las suas fías, sobre too a las que tenían noviu. El Salón de La Casona tenía bancos tol alredor unde se sentaban las madres pa vixilar a las fías mientres bail.aban. Los homes quedábanse na taberna empinando’l vasu, hasta casi acabáu el bail.le.
Después, cuando s’acababa’l bail.le los mozos (novios) iban acompañar a las mozas, casi siempre cola presencia de los pas, delante ou detrás, menos cuando ya iba la rellacion más en serio, ou de más tiempu, entós deixában-ys un pouco mas l.libertá; tamién dependía de cómo fuera’l padre de severu. A veces víanse perdíos p’arrouba-y un chuchu a la moza. Pero seya como fuere, arreglábanse p’aprovechar la nueite ya la escurida d’aquel.los tiempos ya dase dalgún “caprichu”. Asina en poucu tiempu, del.las veces, ensin esplicáselo’l pá , la nena venía-y pa casa con barriga de dalgún castrón que sabía burllar la sua presencia por muito que la cuidaran. 
Los mozos, según avanzaba la rel.lacion diban acercándose más a la casa; primeiro acompañábanla hasta mita’l camín, ya según diba pasando’l tiempu acompañábanlas unos metros más hasta chegar a la corrada, ou el corral, y llueu cortexaban un tiempu na puerta casa hasta chegar a la cocina… El pá solía salir a meter la fia pa casa si –y paecía que tardaba muito. Y solía andar por al.li achisvando pa que “nun se confiaran”. Yera una forma de “cuidar” la fia.
Cuando ya’l mozu se decidía a entrar en casa, “aquel.lo ya taba feito” y entós deixában-ys mas l.libertá, íbanse pa la cama ya deixábanlos hasta las tantas na cocina, porque yá yera dalgo seguro. Cuando’l mozu entraba en casa ya “taba feito”, había casoriu.
Si dalguna pareya se rompía (siempre yera’l mozu) cuando ya entraba en casa, la moza ya quedaba desprestixada, porque toos sabían que cuando entraba en casa muitu tiempu, cabían muitas posibilidaes de que la moza nun fuera virxe, ya dicían que “ya taba mui manoseada”, yera de segunda mano, ya los mozos ríanse del que cargaba cola que deixara outru.
Asina, las mozas el día la fiesta tenían que dir muitu preparadas pa “enganchar”. yeran mui cotizaos los mayorazos, los que tenían bona pal.lera, los que yeran de bona casa. El.las tamién tenían ventaxa si yeran de bona casa porque quien las cortexaba tenía la seguranza de que diba l.levar bon axuar ya bon dote. A veces pa éstas había grandes rivalidades porque en cuanto “salían al mercáu”, tenían abondos moscones que las pretendían.
Había abondos matrimonios amañaos, facíanse cambios, ente duas casas. Si’l de la casa l.levaba la moza, el de la outra casa tenía que l.levar la hermana. Solía facese inclusu cuando dalguna ya yera veyusca ou tuviera dalgun escarcéu amorosu, ya entós aprovechabase col cambiu pa “metela na outra casa”.
Cuando se tenían los güelos n’otru pueblu, “íban de sopas”. las mozas solían ir yá la víspora, pa que las vieran pol pueblu, ya asina yá los mozos iban escoyendo. A lo meyor tenían un flechazu.
Por eso las fiestas del pueblu, ya de los pueblos d’alredor, yeran mui esperadas pola mocedá porque nun yera como agora que se desplacen col coche a tolos l.laos ya nun tienen les prohibicionees d’entós.

LA PÓLVORA
L’afición polos voladores siempre tuvo presente n’estos pueblos, anque tampóuco se derrocha muito en pólvora nin agora nin n’épocas pasadas. La víspora, al mediudía, yá se tiran voladores anunciando la fiesta. Después, el día la fiesta yá s’encomienza pola mañana a tirar dalgún, ya na misa, cuando la consagración, ya mientras dura la procesión. Traer “bona pólvora”, teníanlo a gala los mayordomos. Agora tamién s’encargan de mercala los organizadores, la Comisión de Fiestas.
A los nenos prestába-ys muitu correr polos praos en busca de las varas, cuasique sin dase cuenta del peligru que corrían de que dalguna vara-yos cayera na cabeza.
Al par de la pólvora, los nenos compran petardos nos puestos ya diviértense tirándolos pol campu la fiesta. Un campu agora soyáu de cementu.

LAS ORQUESTAS
Pa las fiestas de menos importancia siempre se traía una música de menos categoría, un dúo, o un acordión. Lós músicos amás de los honorarios que percibíen, comíen en casa del mayordomu, ya antiguamente cuando acababan de comer organizábase un bail.le na sala de la casa pa los familiares ya pa los vecinos d’alredor, que bail.laban unas piezas anantias de dir pa la fiesta.
Pa la fiesta de Belén, siempre se procuróu traer una bona orquesta pa da-y más categoría, porque en realidá ya la que se consideraba la fiesta la parroquia. Acordionistas como Zardaín, ya outros músicos como El Prusianu, Corredoira, Milio de Calleras, Los Ges y Costa Verde, Los Sierros, El Fantasio de Navia, Veracruz de Puerto Vega, Copacabana ya la Gran Casino de L.luarca, ente outras orquestas, tuvieron tocando nas fiestas de La Montaña.
Tamién hasta mediaos del sieglu XX dacuando venía dalgún gaiteiru: el Coxín de Paladeperre (Claudio de Ca’l Guilu). Ya Suso Frasquillu que tocaba nos bail.les de Busecu, ya en Folgueras.
Antiguamente, Angelitu de l’Iérbedu tocaba la gaita ya’l padre yera tamién gaiteru y artesanu, facía gaitas. Paco Teresa de Menudeiru tocaba l’acordión. Asina, con estos músicos de la parroquia arreglábase un bail.le en cualquier momentu.
Los bail.les de boda facíanse nos pueblos nos que iban vivir los novios, que yera unde celebraban la cena la boda, y solían faces nas salas de dalguna casa o nun payar. Tocaban hasta la madrugada.Cuando dalgunos novios nun daban bail.le pa la mocedá facían-ys la cenzarrada ya nun los deixaban dormir. Agora las bodas celébranse en restaurantes y el bail.le ya pa los invitaos.

LA COMISIÓN DE FIESTAS
Nas últimas décadas, organizóuse la Comisión de Fiestas ya meyoróu abondo la organización de fiestas ya eventos de la parroquia. 
Dende hai unos años, en mayu celébrase una concentreción de caballos, que vienen de muitos puntos del occidente asturianu. Fanse competiciones no campu ya pola tarde tamién traen una orquesta p’animar esti eventu.
Na última década del sieglu XX, pa la fiestas de Belén ya Belenín, instalóuse del.los años una carpa, pa poder facer frente al mal tiempu que muitas veces aguaba la fiesta. Inda asina, nel añu 1998, un fuerte airón estrozóu l’armazón de la carpa ya nun hubo fiesta. Nos últimos años, paez que se descartóu esta opción pola mor de que cuesta muitos cuartos ya nun ya seguru que se pueda mantener en pía
Últimamente la mocedá que compón la Comisión de Fiestas, ta trabayando pa recuperar las tradiciones del ramu ya de la comida no prau.

DELLAS COPLAS QUE CANTABAN PA BAIL.LAR LOS VAQUEIROS.
LAS DANCITAS

Anda diciendo tu madre
que yo para ti no valgo
en dinero no lo sé 
pero en presencia te gano.
Estribillo
Y a la mar que te vayas
Pepe querido
Y a la mar que te vayas 
me voy contigo.
Y a la mar que te vayas 
querido Pepe
Y a la mar que te vayas
me voy por verte.
Pretendiste engañarme
yendo por el monte sola
y has de saber que mi madre
no me dio leche de boba.

Y a la mar que te vayas
Pepe querido
Y a la mar que te vayas 
me voy contigo.
Y a la mar que te vayas 
querido Pepe
Y a la mar que te vayas
me voy por verte.

Pretendísteme engañar
has de salir engañado
debajo de este justillo 
traigo otro más ajustado.

Y a la mar que te vayas
Pepe querido
Y a la mar que te vayas 
me voy contigo.
Y a la mar que te vayas 
querido Pepe
Y a la mar que te vayas
me voy por verte.

LAS DANCITAS CON OUTRU ESTRIBILLU
Anda diciendo tu madre 
que yo para ti soy poco
Esta la reina soltera
para ti que eres buen mozo.


Nin como nin bebo
Nin puedo dormir
al ver que tus ojos
no son para mí.

No son para mí no son
ojos de perla preciosa
Quien me diera darte un beso
en esa cara de rosa

Nni como nin bebo
Nin puedo dormir
al ver que tus ojos
no son para mí.

Outros cantares que cantaban los vaqueiros nas fiestas:
VAQUEIRADAS YA OUTROS CANTARES.

I
Los vaqueiros vanse vanse
Las vaqueiras choran choran
Ay, miou vaqueirín del alma 
con quien voy dormir agora.

Anque voy pa la braña 
nun l.lievo pena
porque l.lievo conmigo
a la mio morena, ei.

Vaquierina, vaqueira
ofrecístime un querer
que nun se te olvide prenda
que dame la mano
pa subir al horrio
que dame la mano 
que de pena morro.

Si quieres que vaya a verte
echa a tu perro cadena
que me ladra cuando voy 
a visitarte morena.

Que contenta está la novia
porque salió de soltera
Más contento estará el novio
porque se casó con ella
Más contento estará el novio
porque va dormir con ella.

Bail.lade, nenas, bail.lade 
por qué non bail.lades todas
unas porque tienen melindro
y otras porque son señoras.

Para que son esos mozos
para qué son que nun bail.lan
Pa tener pola paredes
paredes que nun se caigan.

II
Naquel.la ventana hai luz
Al.lí se están acostando
Al.lí están los mious amores
y yo por aquí penando

Me tiraste un limón
me diste en la cara
Todo lo vence el amor 
morena resalada
todo lo vence el amor
el amor no vence nada.

Cada vez que paso y miro 
y tú estás en la ventana 
llevo el corazón alegre
para toda la semana.

Cada vez que paso y miro
y en la ventana no estás
voy acortando los pasos
por ver si te asomarás.


III
Los vaqueiros vanse vanse 
las vaqueras choran choran
¡ay, miou vaqueirín del alma
con quien vou dormir agora!

El siñor cura nun bail.la 
porque l.lieva la corona
baille siñor cura bail.le
que Dios todo lo perdona.

EL CAREAO
Don Antonio está malo
qué le daremos
una felpa de palos
que lo matemos
Estribillo:
¡Ay D. Antonio, D.Juan y D. Diego!
¡Ay D. Antonio que por ti me muero!
Don Antonio está malo
de la cabeza
mátale una gallina
dale la cresta
Estribillo:
¡Ay D. Antonio, D.Juan y D. Diego!
¡Ay D. Antonio que por ti me muero!


Gracias a toles persones que m’informaron, especialmente a Esther Lópoez García, Sabina García García, Ricardo García de La Casona y D. Avelino el maestru.
BIBLIOGRAFÍA: 
MENÉNDEZ DE LA TORRE, Herminia y QUINTANA LOCHÉ, Eduardo, Las ofrendas de ramos en Asturias. Gijón. Red de museos etnográficos, 2006.
BRAÑANOVA RODRÍGUEZ, Laura y MARTÍNEZ LOSADA, Juan Antonio, Capillas del concejo de Valdés y de la Villa de Luarca, 2004.

Concentración de caballos
Concentración de caballos