Albergue
con la ayuda de: Consejería de Turismo y Cultura
 
Contador gratis
HISTORIA
en asturiano
en castellano

 Breve resumen histórico.

La parroquia de La Montaña (o de San Salvador de Ríu Negru), es una de las quince parroquias que componen el Concejo de Valdés, situada en la parte suroccidental del mismo. Limita por el norte con Outur y Santiagu.Y por el este con Barcia y el Concejo de Tinéu, por el sur y el oeste con el Concejo de Villayón y por el oeste con Navia. Está situada en terreno montañoso que comprende la cuenca del Ríu Negru, casi desde su nacimiento, hasta  la casería de Barceda, que dista 7 Km de L.luarca.
Los pueblos y caserías que componen esta parroquia son Arnizu(1), Barceda, Belén, Busecu, La Carboniel.la, Caxóus, Concernosu, Los Conqueiros, La Degol.lada, Funtanavia, Godón, L'Iérbedu, La L.linera, El Mazu, Menudeiru La Ordovaga, Paladeperre Los Piñeiros, Los Rebol.lares,  Ripinosu Riusecu, San Playu de Sesmu, Siñeiriz, El Solanu, El Teixidal d'Arriba, El Teixidal de Baxu, Las Tercenadas, El Val.lanchu, Zreizal. De estos pueblos son brañas: Concernosu, El Val.lantsu, Busecu, Arnizu, Riupinosu y Riusecu, este último hoy deshabitado.

Administrativamente, pertenecen también a La Montaña las brañas de L’Artosa y Busntiane, situadas geográficamente al noroeste de su territorio, aunque eclesiásticamente, según testimonian los vecinos, los dos lugares dejaron de pertenecer a La Montaña a finales del siglo XIX. Consultados los libros de la parroquia, se puede constatar que las últimas fechas de bodas y bautizos de gente de estos dos lugares son de los años 1891 y 1892. Igualmente, El Bidural, que alguna vez se cita como lugar de La Montaña, nunca perteneció a ésta sino a la parroquia naviega de La Polavieya, aunque es posible que algunas de sus tierras caigan administrativamente dentro de los límites del Concejo de Valdés.
En los límites de esta parroquia se encuentran los picos más altos del Concejo. Capiel.la Martín 986m. y L’ Estoupu, 870 m, cabeceros con el concejo de Tinéu; el Picu'l Sagredal, 700 m, en el límite con el concejo de Vil.layón y la Sierra de Panondres, 842m, que es donde parten Valdés y Navia.

Una gran parte de la parroquia perteneció al Concejo de Navia hasta el añu 1851 cuando, por la Real Orde de 12 de marzo, pasa a pertenecer al concejo de Valdés. Son claros los datos que nos da Pascual Madoz (1845-1850): «MONTAÑA DE RIO NEGRO (SAN SALVADOR DE LA): felig. en la prov, y dióc. de Oviedo (14 leg.), part. jud. de Luarca (1 1/2), ayunt. de Navia [.1. Tiene más de 400 CASAS distribuidas en 18 l. y 7 brañas, de los cuales pertenecen al ayuntamiento de Navia los de Carbonella, Cercenadas [sic], Congueros lsic], Degollada, Fuentenavia, Mazo, Ordobaya [sic], Piñeros, Rebollares, Siñeriz, Tejedales y Vallancho, con las brañas de «Armiso [sic], Artosa, Busantiane, Buseco y Cocernoso [sic]; y al de Valdés los de Cajos [sic], Cerezal, Godon [sic], Menudero, Paladeperre y San Pelayo con las brañas de Riopenoso [sic] y Rioseco». Ampliando la información, se nos indica que «La Igl. parr. (San Salvador) tiene por aneja la de San Bartolomé de Parlero...», esto es, ParLleiru, hoy parroquia del concejo de Villayón. La ficha se cierra con la información de que «[.. .]. El rey D. Fruela donó esta parroquia á la catedral de Oviedo en noviembre del año 950 según aparece de la cédula expedida á su favor, en la que le da el título de San Salvador de Orbqga, por ser el pueblo mas principal y céntrico de ella, conocido en el día por el de Ordovaga».
La Montaña tiene en la actualidad 666 habitantes, 341 hombres y 325 mujeres (2). La población la componen más bien personas mayores y jubilados. La ocupación principal es la ganadería, tanto de carne como de leche, que se concentró en explotaciones grandes, trabajadas por jóvenes, con cuadras modernas y buena maquinaria. También se siembran para el gasto patatas, berzas, cebollas y otros productos de huerta. El cultivo de las fabas es, en los últimos años, una buena fuente de ingresos y colabora a mejorar la economía familiar. La población infantil disminuyó en las últimas décadas. Los niños de la parroquia van a la escuela a L.luarca, donde se ubica el colegio de concentración, hecho éste que influyó en la castellanización de la zona. Quedan dos escuelas unitarias en Siñeiriz y Concernosu, a las que van los niños de estos pueblos.

Sobre el origen de la parroquia
Por D. Avelino Rodríguez Morán

Belén es la cabeza de la parroquia de La Montaña (San Salvador de Riu Negru) y está situado en el suroeste de Asturias, coordenadas 43º, 32’ y 58’’ de Latitud Norte del Meridiano de Grenwinch.
La Iglesia y el cementerio de esta histórica parroquia de San Salvador de Ríu Negru, estuvo situado en sus inicios a orillas del Ríu Negru, junto a la Ponte de Busecu. Parece que el río recibió este nombre por el vertido de los restos de las  fraguas que trabajaban con el carbón que previamente habían hecho de las encinas y restos vegetales de la zona (3).
La parroquia tiene una extensión de 53 kilómetros cuadrados, es una de las mejor organizadas del occidente asturiano, gracias a la perseverancia en el trabajo de sus gentes. Funcionan desde hace años las siguientes instituciones: Junta o Consejo Pastoral, Asociación de Vecinos, Cooperativa agropecuaria San Salvador, Comunidad de Ganaderos, Junta de traída de aguas y Centro Médico.
Por sus características orográficas recibe el nombre de La Montaña del que tenemos constancia en el Archivo Eclesiástico desde el siglo XVII.
La primera abadía o monasterio estuvo situado en lo que hoy llamamos “Prau de San Salvador”, donde también se ubicaba el Cementerio parroquial.

Pueblas

En los últimos años del reinado de Alfonso X el Sabio (1252-1284), se datan la creación de pueblas en Navia, y antes de 1284 la de La Montaña que concedía diversos privilegios y exenciones a quienes se establecieran en el lugar señalado, al mismo tiempo que fijaban las condiciones a que tenían que someterse o sujetarse.
Entre los años 1034 y 1340 fue el apogeo de los Cluniacenses, Orden de San Benito, y los Cirtenciesnses, Orden de San Bernardo. Todos tenían una autoridad central que reunía anualmente a los abades de los monasterios o abadías que eran los encargados de su dirección. Estos monasterios o abadías se establecieron en tierras incultas que luego roturaban los monjes; las explotaciones agrícolas separadas de los monasterios recibían el nombre de granjas; su cuidado se encargaba a los hermanos conversos.
Los monjes enseñaron a trabajar las tierras y fomentaron los oficios artesanales. Clasificaban así las tierras:

  • Tierras que primeramente “amansiaban” , roturaban a mano
  • Tierras que dan centeno y mijo una año y l año siguiente maíz.
  • Tierras que dan un año centeno y al año siguiente maíz sin interrupción.
  • Roturar terrenos bravos para sembrar tojo, alimento de los caballos.

Existían unos 22 molinos, batanes, herrerías, fraguas con el nombre del dueño y de la casa, carpinteros, sastres, arrieros, tejedoras…de lo que dan fe los topónimos de los distintos lugares: El Mazu, Casa’l Xastre, Casa’l Peceiru, Casa’l Bataneiru, La Texedora, La Molinera, etc.
Muchos profesionales iban por las casas a prestar sus servicios por la comida y unos pocos maravedíes que estuvieron en vigor hasta 1848.

A partir de 1360 empieza la decadencia de estas Órdenes.
La Montaña figurando como Puebla quedó con los Cluniacenses y los Cistercienses, limitando por el Oeste con los conventos Asturcienses y por el Este con Lucense y el Bracaraugustano.
En el año 1270 deja de gozar del foro Real, pasando a depender de Navia hasta 1851.

La Población
El Censo de La Montaña hacia 1800 era de 300 familias, unas 1500 almas. Bautizados unos 50 al año. Matrimonios 25 y defunciones 41.
La Parroquia de Parlero era hijuela de la de La Montaña y Parlero constaba de 112 familias, 560 almas. Bautizados 17 , matrimonios 10 y defunciones 17. Es de destacar que en aquella época se censaban vecinos (cabezas de familia) y habitantes.. El cálculo se hacía multiplicando por cinco y añadiendo los clérigos y los transeúntes. Solían errar más bien por defecto que por exceso, pues se hacían ocultaciones por temor de las consecuencias fiscales, morales o militares resultantes de las cifras de poblaciones.
Hacia 1710 un oidor de la Chancillería de Valladolid, Antonio Joseph Cepeda, nombrado Visitador Real de esta zona, para investigar la usurpación de rentas y más gabelas que hacían los Señores jurisdicionales a sus vasallos, pintó con las más negras tintas la situación de La Montaña en aquella época. Decía:
“En los campos y caminos de veían niños, hombres y mujeres muertos o muriendo, sin más enfermedad que el hambre, desnudez y miseria…”lo que atribuía a las excesivas rentas, cargas y extorsiones con que estaban grabados.
Durante los reinados de los Borbones, Siglo XVIII, Felipe V (1700-1746),y sus hijos Fernando VI(1746-1759) y Carlos III (1759-1788), el Marqués de la Ensenada realizó encuestas para averiguar la riqueza o propiedades de cada uno, con el fin de que sirvieran de base para fijar la contribución y sustituir la gran cantidad de impuestos por uno solo y llegar a repartir  las cargas con equidad. Pero esto no les interesaba a los defraudadores, a los eternos defraudadores, a los eternos privilegiados, que opusieron mucha resistencia, pero lo dejó cuando y había enviado la encuesta al Archivo de Simancas.

Desamortizaciónde Mandizabal. 1868..
El rápido crecimiento de las instituciones eclesiásticas debido tanto a las donaciones como a la compra, alarmó a las Cortes que pidieron a los monarcas que pusieran remedio a esta situación. En el Concordato de 1737 que todas las propiedades tributasen, pero los eclesiásticos españoles se resistieron tenazmente. En 1868, Isabel II autoriza la desamortización, una capa de latifundistas fue sustituido por laicos adinerados que compraron las propiedades de la Iglesia (Marqués de Santa Cruz, Lienes, Trelles, Jardones, Valdés, se hicieron con La Montaña que no pasó a quien tenía que pasar, a los humildes colonos, trabajadores, esclavos del campo. Estos nuevos arrendatarios empeoraron en relación a su situación eclesiástica anterior. Los monarcas no consiguieron evitar el agravamiento de la deuda pública.
En 1950 los compradores de la parroquia, que se citan anteriormente, terminaron por empezar a vender a sus llevadores, teniendo lugar las últimas ventas en las décadas de los 40-50 (Casa Carramín, Casa Xuacu…)

Vaqueiros y Xaldos
Había lugares donde se llevaba el ganado desde San Juan hasta Carnestolendas (Carnaval). Migración del ganado en busca de nuevos pastizales. (en construcción)

(1) Datos facilitaos por el l Ayuntamiento de Valdés, y el  Nomenclator de Asturias.

(2) Datos facilitaos por el Ayuntamiento de Valdés (14-1-2005)

(3) Aunque, hay una leyenda popular que atribuye su nombre al río de sangre que corrió por su cauce en una batalla campal contra los moros en el pico de El Sagredal.

CLICK PARA AMPLIAR